Editorial | Libros S.A: La compra obligatoria de libros continúa

Editorial | Libros S.A: La compra obligatoria de libros continúa

Encuesta-1

Al igual que todas las Facultades de la Universidad Nacional de Asunción, en la Facultad de Derecho UNA es moneda corriente el hecho de que docentes ofrezcan materiales de su autoría a sus alumnos.

Es un hecho positivo que en nuestra casa de estudios se desempeñen profesores con capacidad de elaborar materiales para el desarrollo de las cátedras, pero es necesario que la compra de los mismos deje de ser tácitamente obligatoria para la totalidad de los estudiantes.

“No es obligatorio, pero vale puntos extras”, “no es obligatorio comprar pero, rendimos a libro abierto, todas las secciones y turnos en el mismo lugar y a la misma hora”, “no se aceptarán libros usados”.

Una tras otra, las frases corrientes y conocidas por estudiantes, de muchas cátedras en nuestra casa de estudios, son las que ilustran la tácita obligación de adquirir materiales de estudios producidos y comercializados por numerosos docentes.

En casi todas las ocasiones, salvo honrosas excepciones, los dirigentes estudiantiles han estado del lado de quienes ofertan -para la compra obligatoria- estos materiales a fin de la obtención de ciertas “consideraciones”. Ya sea instando a los demás compañeros a hacerlo a pesar de la cuasi obligatoriedad y altos costos que ello implica o simplemente haciendo caso omiso a los hechos.

Estaría de más mencionar que en la Universidad Nacional de Asunción y específicamente en la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales no todos los estudiantes poseen la capacidad económica para la adquisición de los materiales ofertados por sus mismos evaluadores y podría resultar algo ingenuo creer que los vendedores de estos materiales tienen los mismos criterios de calificación para los compradores y no compradores de sus productos. 

Sólo el estudiantado organizado podrá frenar este tipo de actos poco éticos que tienden a continuar con el proceso de mercantilización de la educación existente en la Universidad Nacional de Asunción.

Es labor de los estudiantes de la UNA y en especial de aquellos que forman parte de la dirigencia estudiantil y que no han sucumbido ante este modelo, frenar a quienes continúan con prácticas que nos recuerdan personas con actuar cuestionado, como el exrector Froilán Peralta, que fingiendo “demencia” convierten a la educación en un negocio, del cual forman parte pseudo líderes, docentes, egresados y funcionarios.


Escrito por
Periódico hecho por estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales - Universidad Nacional de Asunción.

Dejá una respuesta