Remar contra la (des)información

Remar contra la (des)información
Foto: Colectivo "En sus zapatos"

Opinión. Por Camilo Gauto

Qué difícil se hace remar contra la corriente, es decir, contra la (des)información de los grandes medios. Pero es bueno algo que leí en un muro, que hay que combatir educando y aportando. Me tomo la molestia de escribir esto y espero sirva de algo.

¿Por qué Zucolillo, Vierci y Cartes ahora mueven todo su aparato y a sus voceros en conjunto en contra de las reivindicaciones campesinas? Vayamos de a poco. También ofreceré puntos de vista de porqué el trabajador debería apoyar al campesinado y sus reivindicaciones.

1- Zucolillo es dueño de una inmobiliaria, Cartes es ganadero y tabacalero, Vierci tiene cadenas gigantescas de supermercados. ¿Sabes ustedes cuanto pagan de impuesto ellos? Bueno, la presión tributaria sobre el capital, la renta y las ganancias son las más bajas de la región. Es decir, la riqueza de estos empresarios (que juntos, además de la ARP, UIP y otros forman una clase social) rondan montos siderales que nunca ni siquiera podremos imaginar. La desigualdad de ingreso es también una de las más altas de la región.

2- La agricultura familiar campesina se ve avasallada por el agronegocio. El segundo necesita expandirse en esa lógica que todo lo devora a costilla de la agricultura familiar campesina. En el periodo 2002/2003 2.354.370 Ha eran destinadas al agronegocio, 668.220 Ha a la agricultura familiar campesina. Para el 2014/2015 la proporción es de 5.402.509 contra 329.828 Ha. Si uno crece, el otro decrece o disminuye. Esta es la lógica del modelo productivo que tenemos. Aquí pueden descargar el informe.

3- El hecho que una ley como la que actualmente se vetó por Cartes no prospere es una victoria, pero no del pueblo trabajador como vos, que labura bastante y gana poco. Sino del empresariado parasitario. ¿Por qué digo esto? Durante este gobierno se han adoptado medidas que benefician al “capital”: Subsidio a los transportistas (para que vos pagues 3.300 y andes como sardina), rechazo al impuesto a la soja, rechazo al impuesto al tabaco, la ley de APP, ley de Responsabilidad Fiscal, entre otras. Si uno se pone a mirar los datos oficiales, la pobreza y el desempleo aumentó. En tanto que las riquezas de unos pocos aumentaron considerablemente.

4- La vida está muy cara, uno se va al supermercado y todo cuesta caro. La vida ya no alcanza y la mayoría sobrevivimos el día a día, sin poder darnos lujos ni tener una vida tranquila, nos preocupa el día de mañana y el futuro. Una de las causas de todo esto es que prevalecen las importaciones de productos alimenticios por sobre la producción nacional (agricultura familiar campesina). Exportamos soja y ganado (que no pagan impuestos, llevan todas las riquezas y destruyen la naturaleza) e importamos alimentos caros (es decir, Vierci y demás importan para vendernos en el supermercado). Nos cuesta mucho el día a día porque la política económica y el modelo productivo sirven a los grandes intereses. A nosotros nos cuesta caro el día a día, cada día es mas caro TODO.

5- ¿Por qué apoyar la reivindicación campesina, el proyecto de Ley y seguir empujando del lado que nos corresponde? Ellos producen alimentos sanos, que si tienen asistencia técnica y acompañamiento pueden ofrecernos sus productos a precios más bajos que los que nos ofrece Vierci y otros empresarios. Crear un mercado nacional en base a la agricultura familiar campesina debería ser una reivindicación del pueblo trabajador, de los laburantes. Así podremos ir al mercado campesino juntos como hermanos a adquirir productos que hagan valer nuestros salarios. ¿Se imaginan? Le ayudas al campesino del campo y el te ayuda a vos a alimentarte bien, y a tu familia. De paso te cuida el bolsillo para que tengas más dinero para ir al cine, salir a pasear, remodelar tu casa, comprarte muebles nuevos, etc.

6- Es objetivamente necesario que miremos a quienes tenemos al lado y quienes tenemos enfrente. Hoy está en peligro no solamente la agricultura familiar campesina, sino la salud pública, la educación pública, la caja de jubilados y muchas otras cuestiones que les costaron mucho trabajo a nuestros abuelos. Da lástima ver las condiciones en que se encuentran nuestra salud y educación, las del pueblo. Porque Vierci, Cartes y Zucolillo mandan a sus familias a colegios y hospitales privados porque tienen dinero para hacerlo. Nosotros no, los asegurados y laburantes de pie tendremos que sufrir las consecuencias de estas políticas del gobierno. Miles de recortes para una educación y salud pública en crisis. ¿Con qué cara le vamos a decir a nuestros nietos que no hay escuela para ellos y a nuestros abuelos que no hay camas en los hospitales para ellos?

7- Un gobierno decente tiene que tratar a la gente como tratan a sus familiares. No pueden marginar y empobrecen a las mayorías por acumular y acumular más dinero. El sentido de dotarnos de un Estado Social de Derecho es justamente eso, que existan oportunidades si te tropezas, que exista la solidaridad para el que no tuvo tus mismas oportunidades, que todos aportemos para nuestros pares, nuestros prójimos de los que tanto hablan y a la hora de la verdad discriminan. Un Estado Social de Derecho es esa comunidad que te empuja, te acompaña, codo a codo, como una obligación ética y moral porque nos necesitamos para crecer, ser felices y soñar con un país justo.

¿Es tan difícil entender de que lado estamos parados? Hay que ver más allá de uno mismo, ponerse en el zapato de los demás, hay que agarrarnos juntos y caminar hacia adelante. Para que no nos dejen atrás ni afuera. Porque todos en este país tenemos derecho a vivir dignamente.

#YoCreoEnUnParaguayMejor

¡Que viva la unidad y la solidaridad del campo y la ciudad!

Escrito por
Periódico hecho por estudiantes de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales - Universidad Nacional de Asunción.

Dejá una respuesta